EL DALAI LAMA NO PARA DE INVITARME A COPAS

¿Qué es troloró? dices mientras clavas en mi pupila tu pupila reptiliana. ¿Qué es troloró? ¿Y tú me lo preguntas? Troloró…eres tú, soy yo. Troloró puede ser, entre otras cosas, ser persona.

Saludos damas, caballeros y seres de no menos deleznable naturaleza. Mi nombre es Barûkdil y soy la otra pieza de Troloró. Como ya he dicho, Troloró es también ser persona, y nadie puede ser persona sin haber visto estas series, es obvio.

Pero antes, voy a matizar un par de cositas:

  • Si buscas objetividad, no soy tu hombre. O sea, seguramente lo sea pero no me merezcas.
  • Te insto (joder pues sí que mola) a que SIEMPRE te tragues las series y pelis en la versión original para la que fueron concebidas, el no hacerlo significa que la experiencia se verá mermada en mayor o menor medida. Otro día me dedicaré exclusivamente a decirte por qué opino que el doblaje no es necesario en nuestras vidas.

Vamoh allá:

Carnivàle (cancelada).

He aquí una de las obras maestras de la HBO. La serie nos narra la historia de un grupo de feriantes en el Estados Unidos de los años treinta, cuyos integrantes tienen curiosos dones, digamos. Con un casting sublime y una fotografía que sobrecoge, esta serie es capaz de transformar imágenes y sonidos en estados de ánimo del espectador. Como dato curioso, decir que contiene el capítulo que más ha logrado deprimirme en la historia, todo un logro.

Cancelada a término de su segunda temporada por problemas económicos. Imprescindible.



Los soprano (finalizada)

¿Qué decir sobre esta panacea audiovisual que no se haya dicho ya?  Se trata de una crónica de la vida cotidiana, andanzas y aventuras personales y profesionales de una familia mafiosa que vive en Nueva Jersey. La trama se basa, en un principio, en las confidencias del capo Tony Soprano (un sublime James Gandolfini) a su psicoanalista y todas las historias adjuntas. No sin algún que otro bajoncillo de ritmo de vez en cuando, sin duda hay un antes y un después de verla.

Lost (finalizada)

Aquí soy consciente de que me meto en terreno pantanoso, pero voy a intentarlo. Partamos de la siguiente base: ignora a todos esos paletos que dicen que la serie es mala porque blablablá. Mírala y después usa tu criterio. Te aseguro que será una de las experiencias audiovisuales de tu vida.

El vuelo 815 de aerolíneas Oceanic, Sydney – Los Ángeles, bajo misteriosas circunstancias, se desvía de su curso original y desaparece en el Océano Pacífico llevando a 324 pasajeros a bordo. Los supervivientes aparecen en una isla en la que pasan cosas jodidamente inexplicables hasta para el propio Iker Jiménez. Dale una oportunidad, no te arrepentirás.

Community (en curso)

Es la comedia más divertida que he visto nunca. Si llevas toda la vida viendo series y cine, esta es la tuya. Si eres fan de Big Bang Theory y buscas pasar al siguiente nivel, esta es la tuya.

Community nos muestra la convivencia de un grupo de estudiantes de una universidad comunitaria (aquella a la que acceden los que, por una cosa u otra han fracasado en lo que hacían) cada cual más peculiar, viviendo mogollón de historias que, o bien están plagadas de guiños y detalles del cine y la televisión de siempre, o directamente se plasman esas historias desde un peculiar y desternillante punto de vista. Sí es cierto que los primeros capítulos sirven de introducción y no son nada de otro mundo pero hazme caso: una vez estés dentro, ya no podrás salir. Adictiva a más no poder.

Sons of Anarchy (en curso)

Aborreces Estados Unidos y el “American Style” clásico? Las motos no te llaman demasiado, las ves como trastos incómodos y peligrosos y crees que nunca desearás comprarte una Harley? Pues acabo de joderte, colega, porque a partir de ahora amarás todo eso y más.

La serie está centrada sobre un club de motoristas llamado “Sons of Anarchy” que trata mal que bien de proteger la ciudad pequeña ficticia de Charming (California) de los traficantes de drogas y de las grandes multinacionales a la vez que ellos trafican con armas. Jax, el hijo del fundador del club hoy fallecido, trata de encontrar su sitio entre su familia de sangre y la comunidad de moteros que no retrocede apenas cuando se trata de extralimitarse con la ley.

Argumento con giros inesperados y un casting cuidadísimo. Impaciente esperando la que será su séptima y última temporada.

Friends (finalizada)

Hace un rato, cuando he dicho que Community es la comedia más divertida que he visto nunca, me he parado a pensarlo un minuto ya que Friends, es Friends.

Diez temporadas en antena dan para mucho, y estos cabrones han sabido sacarle el máximo provecho. Paso de explicar de qué va porque todos la conocéis de sobra, risas que no pasan de moda. Enamorado de Phoebe Buffay desde 1994.

Dr Who (en curso)

Solo apta para frikazos de alto nivel. Cabe matizar un detallito: por un lado tenemos la serie original de 1963, de 26 temporadas y por el otro la moderna, de 2005 y 7 temporadas (en curso) En principio voy a hablaros de esta última, ya que he visto muy poco de la original, es algo que tengo pendiente y espero resolver en breves.

El programa muestra las aventuras de un misterioso viajero en el tiempo conocido como “el Doctor” que explora el tiempo y el espacio en su nave TARDIS con sus compañeros, arreglando problemas y corrigiendo errores.

Dato curioso: el programa está en el Libro Guinness de los Récords como la serie de televisión de ciencia ficción de mayor duración del mundo.

PD: no esperéis un gasto exagerado en producción.


Black Mirror (en curso)

Cosita rica de estas que últimamente los británicos saben hacer tan bien. Consta de 6 episodios independientes que ilustran, cada uno a su modo, en lo que puede llegar a convertirse nuestra sociedad si seguimos la deriva tecnológica en la que nos vemos sumidos actualmente, haciendo especial hincapié en las redes sociales. De los 6 capítulos, 4 son obras de arte que te harán sentir . . . cosas,

Esta serie sirve para conocer chicas.

Star trek (finalizada)

Hablando de series clásicas para aficionados a la ciencia ficción. Si algo tiene el universo Star Trek es horas y horas de material, lo que se traduce en horas y horas de diversión. Tenemos varias sagas a nuestra disposición, y os las recomiendo absolutamente todas, desde la de 1966. 30 temporadas, 733 episodios y 12 películas (sí, ya sé que en teoría estoy hablando de series pero no está de más mencionarlo)

La serie sigue las aventuras de la nave estelar Enterprise y su tripulación, liderada por el Capitán James T. Kirk (William Shatner) y su Primer Oficial el Sr. Spock (Leonard Nimoy), que tiene la misión de explorar nuevos mundos.

Unos efectos especiales geniales para su época.

Sherlock

He de reconocer que, en este caso, aunque la serie es de lo mejor que ha cagado la Gran Bretaña, la he incluido en la lista porque tengo debilidad por Benedict Cumberbatch, la serie no sería nada sin su carisma sobrehumano. TODO lo que haga este hombre estará bien hecho.

Se trata de una adaptación contemporánea del famoso personaje creado por Sir Arthur Conan Doyle, situada en el Londres actual y acompañado siempre por su querido Bilbo . . . o sea . . . John Watson, eso.

La vas a amar.

Twin Peaks (finalizada)

Atmósfera pura, la Lost de principios de los 90.

Un asesinato, un agente del FBI que investiga el caso y un pueblo raro de cojones que no tardará en darle alguna que otra sorpresa. Una serie que logra que te zambullas en ella hasta terminarla, todo un clásico.

Breaking bad (finalizada)

¡Damas y caballeros, niños y niñas de todas las edades! Aquí tenemos la última joyita que la  AMC nos ha dado y una de mi top 3 sin duda alguna. De cómo un profesor de química de instituto descubre que tiene un cáncer de pulmón incurable y decide montar un laboratorio de metanfetamina con un antiguo alumno para solventar los problemas económicos de su familia antes de palmarla y de cómo la cosa se puede liar hasta niveles insospechados. Ve engrasando tu mandíbula, créeme cuando te digo que te hará falta.

Redonda, sublime de principio a fin, no tiene desperdicio.

Podría escribir posts enteros sobre cada una de ellas, pero no es el momento. Así que espero que te sirvan de algo los minicomentarios que hago sobre cada una.

Esto ha sido todo por hoy, sé que me dejo muchas en el tintero pero ya tendremos tiempo de hablar de ellas, ahora mismo estas son las que me vienen a la mente básicamente y tengo sueño y hambre.

Por cierto, el título no es una trolleada gratuita, si decidís dejar que os troloreémos la vida, puede que algún día me digne a explicároslo.

Salud y Troloró.

Anuncios
Esta entrada fue publicada en BARÛKDIL, SERIES, Sin categoría, TV y etiquetada , , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

3 respuestas a EL DALAI LAMA NO PARA DE INVITARME A COPAS

  1. Dr slung dijo:

    Ufff, muy buen trabajo se me antoja otro sobre series pero de dibujos animados, seguir así.

    Me gusta

  2. Espiral dijo:

    Genial, gracias por tus sabias recomendaciones. Soy fan número uno desde ya de este blojjj ese que muchos llevamos esperando y sugiriendo durante mucho tiempo.
    Muchas gracias, espero impaciente la siguiente sorpresa! 😉

    Le gusta a 1 persona

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s